stop-advertising

La desaparición de la publicidad online

Abrir el navegador, ir a nuestro amigo Google que todo lo encuentra, ir a una página web para finalmente encontrarnos con 5 banners a la vez con varios anuncios. Ya no digamos aquellos que miramos eventos en streaming y aparecen anuncios guarrillos de escorts de lujo en Barcelona perfectas para mí y tonterías varias.

stop-advertising¿Molesto verdad? Son muchos los que están hartos de la publicidad online. Por suerte desde hace un tiempo contamos con herramientas que permiten bloquear estos molestos anuncios publicitarios.

Los anuncios han estado desde hace ya varios años, al igual que los bloqueadores de publicidad, pero si bien es cierto que antes era algo reservado a aquellos más habilidosos y entendidos de la tecnología, actualmente se está volviendo más fácil.

De hecho, la mayoría de navegadores conocidos permiten instalar extensiones para bloquear los molestos anuncios, ofreciendo la oportunidad de que el usuario disfrute del contenido web sin interrupciones. De hecho hay tantas opciones como navegadores.

Bloquear la publicidad online

El primer paso para no permitir publicidad es tener nuestro navegador con su última actualización. Si aún son de los que utilizais Explorer (esperemos que no), ya podéis ir pensando en cambiar vuestro navegador ya que las aplicaciones son menos efectivas con este navegador.

publicidad-la-vie-en-roseDisponemos de una gran cantidad de extensiones que bloquean la publicidad y la mayoría se pueden bajar de forma totalmente gratuita. La extensión más utilizada y conocida es AdBlock plus ya que funciona en todos los navegadores más comunes como lo son Chrome, Mozilla Firefox, Opera y también Explorer. E incluso permite bloquear los anuncios promocionales del YouTube.

Para aquellos con poca memoria, existe una alternativa llamada UBlock, igual de efectiva pero de uso menos extendido, más limitada y no tan intuitiva como la anterior.

Navegadores que bloquean

El tema ha evolucionado tanto y de forma tan rápida que incluso podemos encontrar navegadores alternativos a los mencionados que incorporan versiones con un bloqueador de anuncios. En este caso no es necesario instalar ningún tipo de extensión o aplicación auxiliar.

pop-up-blockEl objetivo no es pura filantropía, siempre hay una razón detrás, el objetivo es ganar una cuota de mercado gracias a esta función que proporciona que la navegación sea más rápida y cómoda.

Pero es curioso si más no que estos navegadores no afecten a los grandes como Google, Facebook y Amazon, están, para decirlo de alguna forma, en la lista blanca, por lo que sus anuncios no son escondidos o bloqueados.

Esto obviamente no gusta a todos. La mayoría de webs se financian con anuncios. De hecho, la propia Google tiene un servicio llamado Google AdSense que muestra y publica una publicidad “aceptable” para los usuarios, anuncios no invasivos ni molestos. ¿Dónde está el futuro de la publicidad online?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *