cigarrillos electronicos

Cigarrillos electrónicos: No dejarás de fumar, pero reducirás la nicotina

Muchas personas están buscando hoy en día la forma más sencilla para dejar de fumar. De hecho, se ha escuchado mucho sobre los líquidos del cigarrillo electrónico y la posibilidad que este dispositivo aporta para ir reduciendo la nicotina y, así, eliminar poco a poco la adicción.

Aparentemente, de la noche a la mañana, esta industria surgió como una solución supuestamente viable para dejar de fumar, y con buena razón: el cigarrillo electrónico no es en realidad un cigarrillo, simplemente alivia los antojos por la nicotina. Entonces, ¿es realmente una buena idea?

El cigarrillo electrónico se encuentra en la misma categoría que los parches de nicotina: funciona como una terapia de reemplazo. En la misma línea, tiene los mismos problemas que los otros métodos de reemplazar la nicotina: es simplemente una ayuda para tu deseo de dejar de fumar.

El problema principal viene cuando el usuario que está intentando dejar de fumar se da cuenta de que, por muchos parches que utilice, lo que desea realmente es volver a fumar un cigarrillo. Y, si reducimos la nicotina de manera demasiado rápida, es posible que se sienta de la misma manera.

Por supuesto, la solución a esto es mantener un amplio suministro de cualquier repuesto que estemos utilizando a mano. Pero ¿qué sucede cuando estás en un bar con amigos, o en casa de otra persona, o todo el mundo fuma en tu trabajo? Todos estarán fumando, y, si aún no te encuentras cómodo con el cigarrillo electrónico, es probable que le termines pidiendo un cigarro normal a uno de tus acompañantes. Dado que también funciona como forma de sociabilizar, puede ser un gran peligro que te lleve a recaer.

Lo cierto es que, en realidad, solo hay una forma real de dejar de fumar: fuerza de voluntad. También puedes pedir ayuda médica y, sobre todo, comprensión, apoyo y respeto en aquellos que te rodean. Un cigarrillo electrónico con el que ir reduciendo la nicotina puede ser de cierta ayuda, pero no esperes que se convierta en la vía principal por la que conseguirás dejar de fumar.

cigarro electronico

Dudas frecuentes sobre el cigarro electrónico

El cigarro electrónico todavía genera un sinfín de dudas e inquietudes a causa de la desinformación que sufrimos en ocasiones. Por ello, hoy os traemos una serie de respuestas a las dudas más habituales que hemos encontrado en la red para poner fin a esta situación.

¿Son más saludables que los convencionales?

Los cigarros electrónicos no cuentan con los más de 4.000 elementos químicos nocivos del tabaco, que son perjudiciales para la salud, como el arsénico, el alquitrán y el monóxido de carbono.

¿Cómo funcionan?

Básicamente, al aspirar por la boquilla, se emite un poco de vapor que se disuade en el aire a los pocos segundos.

¿Qué contiene el vapor de estos dispositivos?

Para empezar, cabe decir que no se trata de humo. Es aire condensado o vapor que se mezcla con nicotina líquida, aromatizantes, extracto de tabaco y propilenglicol. Además, se puede escoger entre un líquido con o sin nicotina.

El vapor, ¿huele a algo?

No contiene olor y, además, el propio vapor se disipa a los pocos segundos. Además, al contrario que el tabaco convencional, no deja mal aliento al vapeador que lo consume.

¿Hay cigarrillos electrónicos mentolados?

Sí, y, de hecho, son unos de los más vendidos del mercado.

¿De qué están hechos los cartuchos?

A base del mencionado líquido hecho a partir de la mezcla de aromatizantes, extracto de tabaco, propilenglicol y, al gusto del usuario, nicotina (o no).

¿Qué es el propilenglicol?

Se trata de una sustancia inolora e incolora que se emplea como aditivo en alimentos, cosméticos y medicamentos varios. Además, tiene la posibilidad de actuar como disolvente inerte o como portador.

¿Se ahorra dinero con el e-cig?

Los expertos afirman que puedes llegar a ahorrar un 70 por ciento frente a los compradores de tabaco convencional, que pueden alcanzar la cifra de mil euros anuales en este gasto.

¿Puede vapear una mujer embarazada?

No se recomienda el uso del e-cigarrillo a las mujeres en estado de buena esperanza. Especialmente, si son de los que contienen nicotina.

¿Sirven para dejar de fumar?

Gracias a que cuentan con la posibilidad de ir reduciendo la carga de nicotina, puede ser un método para reducir su consumo en gran medida. Sin embargo, actualmente, no son concebidos como una herramienta de terapia para dejar de fumar.